16 oct. 2009

La Rana Herrero, uno de nuestros gladiadores





La Rana Herrero (Hila faber), tiene un comportamiento singular cuando se encuentra en su temporada reproductiva. Los machos tienen una actividad muy intensa durante este periodo. Son luchadores por excelencia, de hecho poseen dos notables espolones en sus axilas, los que utilizan con bastante ferocidad para mantener o conquistar su territorio, para defenderlo de otros machos y hasta para someter a las hembras en un abrazo tenaz. Se suma a esta característica, que son los machos los que custodian los huevos depositados en los pantanos. Para ello emiten una serie de cantos. Aquí les presentamos una filmación única realizada en el jardín de Yacutinga Lodge hace pocos días. Verán uno de estos machos vocalizando y advirtiéndonos sobre su presencia y territorialidad. Aparentemente las Ranas Herrero poseen al menos tres tipos diferentes de sonorización. La primera de advertencia, la segunda de agresividad y la tercera de ataque. Se han constatado luchas entre machos con una duración de más de 12 minutos. Estas luchas normalmente dañan seriamente a ambos contrincantes. Las consideramos clave en la el proceso de selección natural.

1 comentario:

  1. Está precioso este blog. Nos encantaron las fotos y también los artículos.
    Les dejamos saludos. Suerte y hasta pronto. Si quieren visitarnos, serán bienvenidos.

    ResponderEliminar